Salmón marinado con yerbabuena

En la pescadería. Oteando qué comprar… y ahí está un espectacular salmón que triunfa entre la clientela. Yo iba con otra idea, pero el salmón dice: “llévame que no te arrepentirás!”. Y así, cambié de rape a salmón cuando fue mi turno. Mi primera opción era hacer un tártar, pero no hay unanimidad en casa respecto a comer pescadito crudo. Buscando la manera de hacer una cosa intermedia encontré este salmón marinado con yerbabuena o hierbabuena como dice JuanaGuindilla en La Cocina de Babel (echa un ojo a su blog… cosa más moona). Con esta receta me he dado cuenta de lo fácil que es probar el mejor salmón marinado sin tener que ir a un japonés. El tártar queda pendiente para otro día. Ahora que comience la fiesta!

IMG_1095

Ingredientes (no pongo para cuántas pers. porque depende de lo que hagas después con el salmón)

  • 1 rodaja de salmón de 400 gr.
  • 100 gr. de sal
  • 100 gr. de azúcar
  • 1 manojo grande de yerbabuena
  • 1 manojo pequeño de perejil
  • pimienta recién molida

En la pescadería pedimos que nos preparen la rodaja de salmón dividida en dos lomos, con la piel. Ya en casa quitamos las espinas; para encontrarlas solo tenemos que pasar el dedo por el lomo y las notaremos. Las sacamos con unas pinzas. Si nos da miedito el malvado anisakis, congelamos el salmón 72 horas. Luego lo descongelamos en la nevera y ya podemos empezar con el marinado en cuestión.

Ponemos la sal, el azúcar la yerbabuena y el perejil previamente lavados y secados en el vaso de la batidora o robot de cocina. Lo trituramos.  Ha de quedar todo bien mezclado.

El olorcito a yerbabuena nos va a ir alegrando el ambiente.

En un recipiente hondo de loza ponemos una capa de la mezcla anterior. Sobre ella colocamos los lomos de salmón. Espolvoreamos la pimienta. Lo cubrimos completamente con el resto de la mezcla y compactamos lo más posible para que el salmón esté bien aprisionado.

IMG_1072

Tapamos a piel (esto de “a piel”, lo pongo para dármelas de erudita) con papel film. Le ponemos algo de peso encima (p.e. unos briks de leche). Lo metemos en la nevera como mínimo 12 horas. Si lo dejamos más tiempo no pasa nada, quedará un poco más hecho. Yo lo he tenido toda una noche y una mañana y estaba rebuenísimo.

Retiramos la mezcla de sal, azúcar y hierbas.

IMG_1074

Limpiamos los lomos con un chorro de agua fría, sin tenerlos demasiado rato, una ducha rápida solo para quitar restos de sal. Secamos bien con papel absorbente. Ya lo tenemos listo para utilizarlo.

Si tenemos en mente hacer maki o nigiri, cortamos láminas con un cuchillo bien afilado y triunfamos. O solo con aceite, limón y semillas de coriandro molidas. O con una vinagreta y pimienta rosa en grano. O en ensalada. O con ralladura de lima… o Oh oh oh! Triunfamos en cualquier caso.

Puede conservarse un par de días en la nevera cubierto con un poco de aceite de oliva para evitar que se reseque.

IMG_1102

Si el salmón te gusta, esto de la yerbabuena tienes que probarlo. El sabor del salmón no queda en absoluto enmascarado por las hierbas, más bien aportan una sensación de frescor levemente dulce.

… y si lo haces, me lo cuentas!

17 pensamientos en “Salmón marinado con yerbabuena

  1. Tú si que sabes. Que les has colao un pescado crudo, pero así, como sin que se note. A mí me chifla, y lo suelo tener preparado (lo congelo al vacío para ir teniendo porque solo dura unos días en la nevera…) y me lo tomo para desayunar ante el vikingo espantado que solo concibe cosas dulces para empezar el día.

    Le gusta a 2 personas

  2. Marisa, Marisa ,Marisa…..sabes que no soy de pescados marinados, siii ahora me dirás que los boquerones me gustan, bueeeeeno.
    Un día me invitas a comer ,me engañas y me lo metes y a ver si cambio de opinión aunque soy un poco tozudica ,je je.
    Reconozco que la pinta es buenísima y el marinado con hierbabuena mola.
    Yo, como dice María ,lo congelaría of course.
    Un besito y no pares de cocinar este finde.
    Lourdes

    Me gusta

  3. No sabes las ganas que tengo de hacer salmón marinado!! Ya sabes que hago el tartar de salmón y que cada vez me gusta más el salmón crudo, en todas sus versiones. Gracias por esta receta. Me la guardaré para cuando me decida marinar un salmón de una vez por todas. Por cierto, menos mal que no cogiste el rape porque el salmón que compraste es perfecto.
    Un beso!

    Me gusta

    • Montse, ya sabes que soy fans del tartar de salmón…mas exactamente del que haces tu, así que si te animas al asunto yerbabuena, restablecemos lo que se llama el equilibrio universal o el quid pro quo, o el principio de reciprocidad o el… me encanta que lo pruebes!!!
      Bss

      Me gusta

  4. Qué bueno Marisa!! Yo que estoy últimamente adicta a los pescados en modo cebiche o con cualquier tipo de marinado llevo días pensando en este tuyo que leí en su momento. Creo que igual compro salmón esta noche para probar mañana y lo dejo toda la noche.
    Me encanta!

    Me gusta

  5. Pingback: Panqueques de puré de patata | Retcéteras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s