Buttercream perfecto #Asaltablogs

Buttercream, dicho así parece inofensivo. Crema de mantequilla, dicho así pone en guardia. Es un término que puede provocar sensaciones muy dispares y con un abanico amplio de opiniones sobre sus cualidades. Desde el amor incondicional de los golosos incorregibles hasta el odio más acérrimo de los guardianes del colesterol, pasando por posiciones intermedias de los que suspiran al verla pero se abstienen de probarla, los que la prueban y arrugan el morro desaprobando por empalagosa, los que la toman y se sienten culpables, los que deciden que significará tres horas más de gym y se lanzan, los que no la probarían ni en pintura… Pues bien, con la receta de Iratxe las cosas cambian mucho. Ha dado con la fórmula cuasi perfecta para contentar a todos. Pasaros por su blog que tiene de todo todito en galletería!

 

Iratxe, Iratxe, Iratxe… me has convencido. No me gustaba el buttercream y ahora mira, Zas! en toda la tarta.

 

Ingredientes (para rellenar y cubrir un pastel de 20 cm. de diámetro)

  • 4 cucharadas de harina (he utilizado la marca Santa Teresa especial para bechamel y croquetas)
  • 240 ml. de leche
  • 250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 gr. de azúcar normal
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Procedamos. Ponemos la harina en un cazo, vertemos un poco de leche para diluirla, removiendo constantemente con el batidor de varillas para deshacer los grumos. Lo llevamos al fuego medio-bajo y echamos el resto de la leche, sin dejar de batir. Hacemos una especie de papilla o bechamel espesa pero cremosa. En la receta de Iratxe dice que en 15 minutos se hace, pero el tiempo dependerá del tipo de harina, aquí sentido común… no ponerse estrictos con los minutos.

Dejamos que la papilla-bechamel se enfríe completamente para no perjudicar después la mezcla con la mantequilla (no nos saltemos este paso, que la liamos).

En un cuenco grande batimos la mantequilla para ablandarla un poco más. Añadimos el azúcar poco a poco sin dejar de batir hasta lograr una crema esponjosa. En el último momento añadimos el extracto de vainilla, mezclamos.

Ahora incorporamos a lo anterior la papilla-bechamel (completamente fría) cucharada a cucharada y seguimos batiendo sin violencia. Cuando ya esté todo mezclado, batimos a velocidad más alta un minutillo escaso. Si nos da la ventolera de poner algún colorante (que sea tipo gel, mejor) ahora es el momento, con el último batido. Será difícil resistir la tentación de meter el dedo y probarla. Adelante, pero hay que saber parar, que tenemos que dejar algo para cubrir la tarta o lo que sea.

Tapamos el recipiente con papel film y lo dejamos reposar 15 minutos en la nevera. Esto es IMPRESCINDIBLE para que la crema de mantequilla adquiera consistencia.

Se puede utilizar en manga pastelera, que va genial. No necesita refrigeración, lo que significa que para rellenar bizcochos o cup-cakes o para todo aquello que se os ocurra nos viene estupendo porque no se nos resecarán.

Yo la he utilizado para rellenar y recubrir un bizcocho de chocolate que suelo hacer para la tarta Sacher y que espero publicar en breve… o sea cuando venga la familia a comer.

IMG_1729

Versión campestre

No puedo dejar de repetir las ventajas de esta fórmula de crema de mantequilla o buttercream: poco empalagosa, no necesita refrigeración, permite rehacer la decoración si no nos convence a la primera, es manejable y guardada en la nevera aguanta muy bien un par de semanas.

IMG_1738

Versión pistachos en corona casi al borde que me caigo

Si os fijáis en la foto siguiente, los pistachos han cambiado de posición!Y la primera en probarlo fue Martina!!! Creo que llevaba un buen rato preparando la estrategia para el ataque, porque apareció de la nada la muy…

IMG_1816En fin, confío en que Iratxe haya quedado contenta con mi acción de marzo. Chica, asaltarte ha molado mil!

62 pensamientos en “Buttercream perfecto #Asaltablogs

  1. jaja… oye que a mi me gustan todas las versiones , creo que me quedaria con la del fuera del precipicio pero por elegir me quedo con la receta que yo soy virgen en estas cuestiones y me parece muy pero que muy interesante y light total…me viene genial para flagelarme…
    un besito guapa…que te sigo en silencio , que losepassss 😉

    Me gusta

  2. Y ooooootra vez , te vuelvo a dejar el comentario que por lo visto tienes al mistrer Proper en la puerta … que te decia que me quedo con la del alejado del precipicio pero que me llevo tu receta porque soy virgen en estas cuestiones y si me tengo que desvir… estrenar prefiero que sea con esta tuya …

    Ta quedao de infarto y que sepas que te sigo en silenciooo 😉
    ( los comentarios los elimina al poner mi web…pero es que me la pide..oño )

    Le gusta a 1 persona

    • Uoops, ya estamos! a ver un , dos, tres probando probando: mira a ver si poniendo tu web antes de empezar a escribir el comentario así no se elimina lo que has escrito… a mi también me pasa en algunos blogs, después de escribir la parrafada más currada e ingeniosa que se me pasa por la cabeza, voy a publicarla y … desaparecida. te rebotas y pones 2 lineas tontunas y el ego se resiente.
      Respecto al buttercream: jamas lo había hecho por lo empalaguina que me parecía, pero esta receta te quita los prejuicios, es como el de pastelería fina, que no sabes que es, pero que te relames.

      Me gusta

  3. Te han quedado geniales el buttercream y el bizcocho con los pistachos, todo con muy buen gusto! Yo, a la mantequilla, la he rescatado del repudio del que la tenía confinada. Es mejor que sus “sucedáneos” con grasa trans. Y claro, todo en su justa medida no hace daño.
    Y….qué cositaaaaaaa!! Martina!! Es adorable!!
    Un beso para ti y un achuchón para la golosa!

    Le gusta a 1 persona

    • Eyy Hola Montse!
      todita la razón te la doy, la mantequilla es como todo, sentido común … aunque admito que lo del buttercream da miedito…250 gr es un paquete de mantequilla en toda regla, pero…tampoco es que se lo jale una sola persona. Y palabrita, el de la receta de Iratxe me ha dejado asombrada… sin ser yo mucho de cremas así.
      La Martina estaba como loca con el aromita de vainilla que desprendía la tarta, la pillé in fraganti… le debió dar una rabia enorme, ella que se pensaba que con el rollo de las fotos tendría una chance para probar tarta. Ah! Y la achucho de tu parte.
      Bss
      Oye que me da una penica no poder ir a la huertokedada, espero que haya más. Molaría conocernos en vivo!!

      Me gusta

  4. Mientras sea perfecta casi da igual lo que haya debajo, que buena pinta, tiene la densidad ideal!! Yo soy de esas que va metiendo el dedo y acaba con todo antes de darle el uso objetivo, pero esta tendré que probarla! Lo que daría por un trcocito de esa tarta…

    Me gusta

    • Hola Mireia, yo misma estoy sorprendida y encantada, fue como un doble reto:asaltar y quitarme la espinita de la crema de mantequilla! Si la pruebas ten cuidado, la tentación de darle a la cuchara es grande!

      Me gusta

  5. Ay Marisa qué tentación chica… No he hecho buttercream jamás y no me veía yo probándolo nunca… pero viendo todo lo que cuentas y la pintaza que tiene… Es que es lo que dices tú, que pensar en el taco de mantequilla ENTERITO da como cosica… A mí al menos me entran temblorcillos. Es verdad lo de que no se lo come una sola persona… No sé, creo que estás consiguiendo que lo quiera probar. Desde luego si se consuma serás la primera en saberlo.
    Martina no puede ser más jugueteable a revolcón limpio por el suelo.
    Mua

    Le gusta a 1 persona

    • Beatriz, el día que por lo que fuera tuvieses que hacer buttercream, no te lies, haz este que no te da el subidón del empalago y casi se puede hacer con una venda en los ojos y en la conciencia.
      Martina como no tiene conciencia se la hubiera papeado sin más, animalico. Y sí, es jugueteablemente agotadora, no tiene medida!

      Me gusta

  6. Martina es adorable! Y anda que no sabe, mi gata hace igual, en cuanto olisquea algo que no sean acelgas, corre a ver que se cuece.

    A mí el buttercream me da muchos quebraderos de cabeza, porque no consigo sacar la textura buena para decorar sin que sea extremadamente empalagoso, así que este lo acabaré probando para la siguiente tarta, a ver que resultado da…

    Le gusta a 1 persona

  7. Vale, pues yo soy de los que se resiste, no tanto por el tema colesterol (en parte sí), sino porque no soy goloso y mi problema es el azúcar. Es como la mantequilla dulce de Soria, ¡que no me gusta, oño! (dedicado a alguien que me lo pregunta todos los años con la aviesa intención de hacer desaparecer la que, a su vez, le regala su suegra).
    Pero el problema es que si me gusta el chocolate, ¡mucho!, y los bizcochos, por lo que tu utilización de la crema de mantequilla sobre un bizcocho chocolateado me ha despertado la mas baja de las intrigas.

    Le gusta a 1 persona

    • Te comprendo, hice esta receta casi como una penitencia porque el dulce extremo me chirría… pero como Iratxe destacaba la ausencia de empalaguinamiento… no sé, me dio como la ventolera. Y sí, con chocolat queda elegante. Si la pruebas y me mandas unos matones es que verdaderamente la perfección no existe.

      Me gusta

  8. Me encanta!!!! Yo soy súper fan de cualquier americanada comestible. Y éste es el máximo exponente, está claro.
    He hecho buttercream, unas mil veces, pero nunca le había puesto harina. Así que la próxima vez lo probaré. Si algún día vuelves a hacerlo, te recomiendo que hagas la versión suiza, que está de rechupete.
    Un beso grande, grande!!!!

    Me gusta

  9. Qué buena!!!! Si yo también siempre he sido de las reacias con la buttercream, creo que me salen michelines y colesterol sólo de pensar en ella, además de lo horriblemente empalagosa que es! Pero es que esta queda con un sabor de lo más suave y por lo menos no empalaga tanto (aunque siga engordando igual) 😉
    Me alegro haberte hecho cambiar de idea y superar tu reto, jajajaja. Y me ha encantado tu perrita!
    Muás

    Le gusta a 1 persona

  10. Ooooooooh que buena pinta tiene la tarta con ese buttercream, y los pistachos… ñam ñam… pero eso si, de todo lo que más me gusta es Martina ¡PERO QUE PRECIOSA ES! Aisssss… me encanta, es superior a mi, estando ella el resto lo dejo un poco de lado #amorperruno
    Besitos! ^_^

    Me gusta

  11. Mira tu tarta me gusta en todas las versiones me parece fantástica. El buttercream no es lo mio, lo pruebo cuando tengo que hacer pero es demasiado dulce para mi gusto, probaré el de Iratxe. Beso.

    Me gusta

  12. La tarta espectacular de bonita, me encanta la combinación de colores!!! Perooo yo soy de esas reacias a la buttercream, creo que la aburrí ya de pequeñita, cuando las monas de pascua, las tartas de comunión, etc. solían ser siempre de esta crema y empalagosas a más no poder, desde entonces la veo y me chirrian los dientes…jajaja
    Pero si tal como aseguráis Iratxe y tu, esta no lo es, lo mismo un día me animo y la hago, pero creo que eso será cuando sea viejita y por lo tanto más golosa…jajajaa
    Besotes y suerte en tu nueva andadura. Feliz semana!!!

    Le gusta a 1 persona

  13. Zas en toda la tarta! Jajajajaja
    Me encaanta!!! Doy fe de que este buttercream es el definitivo, lo he probado varias veces y es estupendo! No digo que nunca volveré a preparar otros porque no se puede decir nunca pero… 🙂
    Importante lo de no saltarse el tiempo de espera a que se enfríe la bechamel, sí, ejem….
    Buen asalto!
    PD.: Me encanta tu perrita!!
    Besitos

    Carol

    Me gusta

  14. Yo soy de las que probé la buttercream, renegué, lo volví a intentar y renegué menos… pero no me acaba de convencer… Aunque la receta era más simple y densa que esta, así que a lo mejor hago un nuevo intento, que me ha encantado como ha quedado en tu tarta 🙂
    Besos

    Me gusta

  15. Qué preciosidad las fotos del pastel completo, con esos pistachitos. Me gustan las dos versiones. De alguna manera me recuerdan a una novia. 🙂 Lo que no sé es si podría comerme un trozo entero del pastel… chocolate + buttercream suena a MUY dulce, jejeje y ya sabes que yo soy más del otro bando 😛

    Le gusta a 1 persona

  16. Nunca había oído nada semejante, harina en una butter cream. Nunca se dejan de aprender cosas con vosotras, y yo que no soy nada de poner crema encima de las cosas (hace nada hice unos muffins decorados para llevarme la contraria) tendré que pensar en esta opción que propones. Por cierto, que bonita la versión con germinados de jazmín.
    Un petonàs!

    Blanca

    Me gusta

    • Hola Blanca!
      Gracias por pasarte por aqui. Si chica, es una bechamel que aligera un montón el tono peligroso del empalague de la crema de mantequilla. Ah! menos mal que alguien adivina que es jazmín!! 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s