Sopa de brócoli con almejas

Las almejas gustan, el vino blanco y las patatas también… el brócoli ya cuesta más, al menos en mi casa tiene bastantes enemigos. Para iniciar una cruzada reivindicativa de las bondades del pobre vegetal, he recuperado una receta del cocinero más chistoso del panorama chefs. Apuesto a qué todos lo habéis adivinado! Y lo que sí es seguro que en la receta no necesitaremos como ingrediente el bifidobacterium animalis o bifidus actiregularis . La sopa en cuestión tiene la virtud de convencer a los antibrocolianos, aunque sea por una vez!

IMG_5742Ingredientes (para 2 ó 3 personas)

  • 1 brócoli pequeño
  • 1 patata grande
  • 3/4 de litro de agua (mejor mineral)
  • 300 gr. de almejas (que sean buenillas, estirarse un poco!)
  • 2 dientes de ajo
  • 50 gr. de vino blanco seco
  • perejil picado
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva virgen

IMG_5725Ponemos las almejas en agua bien fría con un puñadito de sal  durante al menos media hora, para que suelten la tierra, si es que tienen. Lavamos el brócoli con agua fría. Separamos los tronquitos y los cortamos, dejando solo “la copa del arbolito”. Pelamos la patata y la troceamos en cubos pequeños de 2 cm. aproximadamente.

En una olla ponemos dos cucharadas de aceite de oliva y lo calentamos ligeramente. Echamos la patata troceada y el brócoli. Le damos unas vueltas para que se rehogue un poco, con el fuego suave. Salpimentamos.

Añadimos el agua, que cubra todo. Subimos el fuego, y cuando comience a hervir aflojamos a fuego medio para que cueza más suavemente. No lo taparemos para que se evapore algo de agua. Lo dejamos cocer durante 15 minutos. Comprobamos que las patatas estén blanditas. Reservamos.

Ahora las almejas, las escurrimos. En una sartén (necesitaremos una tapa para ella) calentamos 2 cucharadas de aceite de oliva, y doramos los dientes de ajo entero pelados para perfumar el aceite, cuando estén listos los retiramos de la sartén. Inmediatamente echamos las almejas (aquí dan penica, una muerte bíblica sin tanta suerte como San Juan el apóstol!) sacudimos un poco la sartén para que se repartan y no queden amontonadas (para que se puedan abrir bien), añadimos el vino y tapamos. Mantenemos a fuego medio hasta que las almejas se abran.

Volcamos todo el contenido de la sartén sobre el brócoli y las patatas que teníamos en la olla. Removemos con cuidado para que no se nos deshagan las patatas, añadimos el perejil picado y rectificamos de sal. Ya podemos llevar la sopa a la mesa de los reticentes! Se les quitan las manías en cuanto la prueben.

IMG_5738

10 pensamientos en “Sopa de brócoli con almejas

  1. Me gusta el brócoli, debo de ser de esas raras, no me importa ni me molesta cocinarlo y bien sabroso está, ahora que si me lo presentas así mucho mejor que comerlo hervido y con un poquito de aceite, las almejitas van perfectas para no salirse de la dieta.

    Le gusta a 1 persona

  2. En casa el brócoli sólo tiene aliados (cosa fácil siendo dos) pero las acelgas… ay madre las acelgas… será cuestión de intentar colarlas así a ver si al menos no hay muchos morritos después… las almejas son muy majas, siempre ayudan en estos trances

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s