Conejo en salmorejo canario

Sí, es un título en estricto pareado. El primer pensamiento que nos asaltará si no somos unos estudiosos del salmorejo… un conejo con tomate? Nooo, ni por asomo. El salmorejo tiene su historia, pinchando aquí  o directamente en el mapa, podréis ver un pequeño resumen histórico.

mapa_leonardoVentajilla adicional de esta receta es poder hacerla con antelación!IMG_3767Ingredientes (para 4 personas)

  • 1 conejo (con el hígado)
  • 1 cebolla mediana
  • 6 dientes de ajo
  • 1 ramita de tomillo fresco (si es seco, media cucharada sopera)
  • 1 ramita de orégano fresco (si es seco, media cucharada sopera)
  • 4 hojas de laurel
  • 1/2  cucharada rasa de comino en grano
  • 2 cucharadas soperas rasas de pimentón dulce de la Vera “Dos Hermanas”
  • 200 ml de vinagre de vino blanco
  • 200 ml de vino blanco seco
  • 300 ml de aceite de oliva virgen
  • 1/2 litro de agua mineral

Para la picada:

  • el higadito del conejo partido en dos o tres trozos.
  • 1 rebanada de pan
  • 7 almendras tostadas y peladas (o avellanas)

Al comprar el conejo pedimos a nuestro amable pollero o carnicero que le separe las patas y las espaldas y también que corte en trozos las costillas y el lomo.

En una fuente honda mezclamos las hierbas, la cebolla troceada, el pimentón dulce, el vino blanco, el vinagre y la mitad del aceite de oliva, o sea, 150 ml. Incorporamos el conejo, lo removemos que se impregne un poco.

En un mortero machacamos los dientes de ajo junto con el comino. Lo desleímos con un chorrito de aceite y con toda esta mezcla pincelamos los trozos de conejo.

Metemos en la nevera, que macere toda una noche.

Al día siguiente ya podemos continuar con la preparación del guiso. Escurrimos el conejo, salpimentamos. Reservamos.

En una sartén con aceite caliente doramos todos los trozos de conejo a fuego vivo. Los sacamos, los colocamos en una cazuela. Vertemos el adobo por encima, añadimos el medio litro de agua, tapamos la cazuela y lo dejamos que hierva a fuego muy bajo durante una hora y media.

Entretanto vamos preparando la picada. En una sartén pequeña y con un poquito de aceite (un par de cucharadas soperas) freímos la rebanada de pan y el higadito de conejo. Lo machacamos en un mortero junto con las almendras (o avellanas). Reservamos.

Cuando el conejo esté hecho, lo retiramos del fuego, sacamos los trozos. Pasamos todo el caldo de la cocción por el colador chino, lo volvemos a poner en la cazuela con el conejo. Añadimos la picada desleída con un poco del caldo.

Ponemos la cazuela otra vez en el fuego hasta que vuelva a hervir y con el fuego suave lo mantenemos 5 minutos para que la salsa se ligue un poco.  Listo !

Ahora solo queda decidir si nos lo zampamos ahora mismo o lo dejamos enfriar y lo guardamos para mañana o pasado, que estará reposadito y con ensalada nos entrará la mar de bien.IMG_3773

4 pensamientos en “Conejo en salmorejo canario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s