Caldo de pescado para sopita

El caldo de pescado es un elemento absolutamente indispensable del cajón del congelador. Podríamos decir que representa un pequeño esfuerzo que proporciona unas cuantas ayudas a lo largo del mes. Tener un caldito de pescado para arroces o sopitas nocturnas es una alegría cuando falla la inspiración. Es ir al acierto seguro. Necesitamos pocas cosas para tanta satisfacción, y sobre todo, tener tápers a punto para guardar nuestro caldito-tesoro.

IMG_4920

Un pequeño comentario sobre uno de los ingredientes: el hígado de rape. Confieso haber sido muy “tiquismiquis” durante mucho tiempo respecto a ponerlo en cualquier receta, pero la pescadera siempre enfatiza tanto las virtudes del hígado, del sabor extra que aporta y bla bla bla… que acabé echándolo un día, con reservas, que el rollo vísceras no me atrae… y oh! sorpresa, vaya toque de sabor  más estupendo que da. Así que, no desconfieis de él.

Ingredientes

  • 1 cabeza de rape
  • 1 hígado de rape
  • 300 gr. de cangrejos pequeñitos
  • 1 puerro
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 zanahoria
  • 2 tomates maduros
  • 6 dientes de ajo sin pelar
  • 1 hoja de laurel
  • 1 ramita de perejil
  • 1/2 vaso (de los de agua) de vino blanco
  • 4 litros de agua mineral
  • sal y pimienta
  • 1 cucharón de aceite de oliva virgen (si tenemos aceite de haber frito pescado -colado, por supuesto!- también sirve)

Nos conviene ir calentando el agua en una olla aparte, así la tendremos a punto para cuando la necesitemos.

Lavamos, pelamos y troceamos el puerro, la zanahoria y la cebolla. En una olla grande ponemos a calentar el aceite, añadimos el puerro, la zanahoria y la cebolla y las rehogamos 3 minutos a fuego suave.

Incorporamos a la olla la cabeza de rape y los cangrejos, subimos el fuego y le damos unas vueltas para que se refrían, Salpimentamos el pescado. Con una cuchara de palo o con la mano del mortero aplastamos los cangrejos.

Añadimos el hígado del rape, los dientes de ajo, el tomate partido en cuartos, el laurel, el perejil en rama. Removemos y dejamos 2 minutos que también se rehoguen.

Vertemos el vino blanco y esperamos a que se evapore el alcohol durante 5 minutos a fuego suave.

Añadimos el agua caliente, y en cuanto comience a hervir todo el conjunto, aflojamos el fuego para que hierva suavemente durante 30 minutos, quitando de vez en cuando la espuma que aparece en la superficie, así el caldo queda más limpio.

Ya solo queda colar el caldo a través de un colador fino.

Ahora a repartir el caldo en los tápers. Calculamos la cantidad que normalmente utilizamos para hacer un arroz o una sopa y cuando esté completamente frío los guardamos en el congelador. Etiquetarlos con la fecha de producción, y consumirlos en los 3 meses siguientes… si es que llegan, porque entre arroces y sopitas, vuelan!

8 pensamientos en “Caldo de pescado para sopita

  1. Cierto. Este caldo no puede faltar en nuestros congeladores y el tuyo tiene un color y un aspecto más que apetecible. Yo también uso el hígado para elaborar el caldo de pescado y en casa también nos gusta mucho “las asaduras y riñones asados o en guisos”, es cierto que el aspecto no te atrae pero cuando lo pruebas…. repites. Muy buena receta. Felicidades y que tengas un feliz jueves.”eldelantalrojocereza”

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Alcachofas con almejas #Asaltablogs | Retcéteras

  3. Pingback: Marmitako |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s