Bitoques a la rusa

Picar, remojar, mezclar, enharinar, freír… y bitoques listos. Y qué es un bitoque? pues lo que nuestras madres y abuelas llamaban filetes rusos, vete a saber porqué (he buscado el significado y… mejor no quieras pinchar aquí) Y lo que en América se conoce por Salisbury steak , aquí se le ponía mentalidad soviética. Y tan panchos! Hoy diríamos que es una reestructuración de un filete y… otra vez tan panchos! Lo que no cambia es lo bien que vienen al bolsillo, lo fácil que resulta hacerlos y el buen papel que hacen ellos solitos con una rodajita de limón y un poquillo de mantequilla. Ah! y hechos con antelación admiten recalentamiento sin perder ni una pizca de gracia.

IMG_3237

Ingredientes

  • 400 gr de carne de ternera picada
  • 1 huevo
  • 1 rebanada de pan de molde sin corteza y remojada en un poco de leche
  • 1 diente de ajo picadito
  • 1 cucharada de perejil
  • sal y pimienta
  • harina
  • 5 ó 6 cucharadas de aceite de oliva virgen para freír
  • rodajas de limón
  • mantequilla fría
  • cebollino picado para adornar (opcional)

En un cuenco amplio mezclamos el pan remojado en leche y escurrido, el ajo, el perejil, el huevo sin batir y la carne. Salpimentamos a nuestro gusto. Con las manos limpias lo mezclamos bien.

Cortamos unas rodajas de limón y les colocamos un trocito de mantequilla encima. Las reservamos en la nevera.

Cogemos porciones de la mezcla y hacemos bolas, como si fuéramos a hacer albóndigas, pero de tamaño grande. Aplastamos las bolas para dejarla con forma de tortita y las enharinamos.

En una sartén con aceite caliente, vamos friendo los «filetes», con cuidado y la ayuda de unas palas de madera (o de lo que tengamos) les damos la vuelta para que se hagan por ambos lados. No tardarán mucho en hacerse, así que vigilamos que no se quemen.

Los vamos colocando en una fuente y según los vamos sacando de la sartén les colocamos la rodaja de limón con mantequilla, para que se derrita esta última con el calor del filete. Esparcimos cebollino picado por encima del limón para adornar.

Recién hechos están bien ricos, pero si sobran son fáciles de recalentar en una sartén con un poco de mantequilla y … a deshoras saben a gloria!! lo digo por experiencia, volver de farra y al llegar a casa dar un vistazo a la nevera, encontrártelos allí diciéndote: quiero que me saques de aquí y me lleves a un sitio calentito como una sartén, porfa porfa… y claro, no les haces ni caso, directamente al plato para hacer una re-cena silenciosa porque son las 5 de la mañana y si te pones a complacer a los filetes rusos igual aparece por la cocina toda la familia y… hala! a compartirlos. Ntx ntx de eso nada.

Para acabar, queridas abuelitas y sobre todo mamás de los años 70… bolshoye spasibo!!

IMG_3233

2 pensamientos en “Bitoques a la rusa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s